Reflexiones sobre el mes de enero 2019

Aviso que esto es una reflexión en donde divagaré en mis pensamientos sobre lo que me sucedió en un mes determinado.

“Todo progreso tiene lugar fuera de la zona de confort.”

━ Michael John Bobak

El mes de enero del 2019 a pasado como uno de pausa y completa restructuración. A finales de diciembre me anunciaron que terminaba contrato de uno de las páginas que ví crecer a lo largo de 10 años con ellos. Fue algo muy duro a nivel emocional, construir algo para luego desaparecer. Al principio era todo enojo y frustración, pero hoy (un mes y pocos días después) estoy agradecido de la oportunidad que tuve y que es tiempo de dar un paso más.

Y es que esa sensación de no tener nada bajo control resulta desesperante. En un inicio, mi estrés a perder un cliente importante, fue en buscar un trabajo, pero luego de varios días con mucha presión encima, decidí parar. Y parar es lo mejor que le hice a mi cuerpo, mi mente y salud. Desafortunadamente no tengo los medios para hacerme un año sabático, al gran puro estilo de los que tienen los recursos para hacerlo, pero sí un mes o varios puedo soportar.

¿Por qué quitarme la presión es importante?

Hace más de dos años tenía ganas darle un giro a mi estilo de vida, pues era abrir los ojos y abrir la computadora (desde la cama) y contestar email y hacer imágenes. No importaba estar más de ocho horas haciendo imágenes y diseñando para que salieran las cosas a tiempo (que estoy seguro eso no va a cambiar). Pero ya el amor a ese tipo de imágenes (estilo) se había ido y es que se puede mejorar y hacer más siempre, pero ya las ganas de hacer otras cosas, fuera de eso me consumían.

Bien, durante el mes de enero he organizado mi mente como si no hubiera un mañana. Lo más importante para mi era bajar mi nivel de tensión y decirme; Lo único que puedo controlar es lo que yo hago y dejo de hacer, debo olvidarme y dejar de esperar que otros hagan las cosas, ya la hora de volver a delegar llegará en otra ocasión. Si quieres que las cosas salgan bien, debes hacerlas tú y nadie más. No esperes por nadie, no asumas que las cosas van a pasar como tu quieras, hacer que las cosas pasen como tu quieras aunque te sientas solo.

Y es que pienso en cómo han llegado los trabajos que tuve a lo largo de mi vida, y todos han surgido trabajando, es decir, nunca me he sentado a esperar que algo llegue, me muevo, hago cosas, me expreso y las cosas llegan (y no precisamente con un CV puerta por puerta). Y a sido gratificante que me pase así las cosas, porque al final tienen mucho más valor que asumir quedarme sentado a la espera de que pase algo.

En el mes de enero pensaba mudarme, pensaba en terminar mi oficina, y un montón de cosas, eso antes de conocer la noticia. Luego de la noticia mis planes eran que tenía que tener un portafolio, CV antes del 15 de enero para salir a buscar trabajo como si no existiera un mañana. Pero existe un mañana y hoy estoy aquí escribiendo. Aún no empiezo mi portafolio ni CV, solo algunos detalles que ando cambiando en linkedin.

¿Pero por qué parar?

Porque para que las cosas surjan hay que planificarlas, pensarlas y trabajarlas. Ahora entiendo que 363color es un blog personal donde puedo expresarme como yo quiera. Que puedo tener un tiempo para hacer aquella ilustración personal que tanto quería hacer hace tiempo, pero que nunca podía terminar porque tenía trabajo acomulado. Ahora es momento de escribir, de hacer las imagenes que yo quiera, de expresarme, de volver a dibujar y pintar. Mientras llegan los nuevos retos es momento de prepararse estudiando cosas nuevas.

En enero me dí cuenta que amo lo que hago, más allá del valor monetario que conlleva hacer cosas, es algo que me gusta. Hace diez años cambié la pintura y las artes plásticas por el diseño gráfico y no me arrepiento. Pero ahora que tengo el tiempo es momento de disfrutar todo de nuevo, disfrutar ese proceso personal de crear y divertirme, sea escribiendo, dibujando y creando.

Hay hábitos que quiero y debo adoptar son lo que me ayudarán a seguir, meditación, ejercicio, comer bien, hacer lo que me gusta. Salir de la zona de confort es lo que me hará seguir disfrutando de lo que hago.

Siento que soy una persona resiliente con ganas de seguir disfrutando la vida. Ahora más que nunca es cuando una persona se hace fuerte y no seré la excepción.

Se puede decir que perdí un mes completo en preparar portafolio y tirar CV a las empresas, pero yo no lo veo así; primero que el tiempo que paso, ya paso, si no lo aproveche, ya no puedo hacer nada, segundo es hacerlo por qué, ¿compromiso, trabajar por trabajar? ¿quien lo dice? Si ya ando trabajando, me levanto y lo que hago es diseñar, leer, organizar mis ideas, eso es lo que tengo que hacer, hacerlo para mi.

Ahora mismo tengo muchas ganas de hacer cosas para mi, central todo, por ejemplo, si voy hacer el portafolio, pues aprovechar la oportunidad y hacer una entrada de blog compartiendo los pasos y experiencias. Que me gusta todo el tema de creación de marcas, pues lo estudió y terminó el manual de 363color para tenerlo a mi gusto.

Creo que quedan tantas cosas pendientes que el mes de febrero se trata de eso, de terminar y sacarme esas tareas personales que las tengo guardada y me resultan muy interesante. Ahora es tiempo de hacer mucho más diseño que antes. Disfrutar lo que hago y enfocarme en lo que amo. Lo demás vendrá sin presiones y estrés.

La frustración es algo que viene si no logro hacer que los minutos de productividad valgan.

Así que volveré al principio del mes de marzo y haré mi reflexión de nuevo, si en realidad cambiamos cosas.