Los 14 errores más comunes de un diseñador gráfico

En base a mi experiencia, les comparto lo que sería para mi los 14 errores más comunes de un diseñador gráfico. Seguro hay muchos más, pero estos me parecen los principales y que no se deben cometer ni pasar por alto.

1. No hace un brief

Piensa, ¿como vas hacer algo si no tienes la información de lo que hay que hacer?
Es “normal” en la practica que todo sea hablado. Los populares dichos por los futuros clientes; “es algo sencillo”, “hacerme esto parecido que econtré en internet pero en este color”, “esto tu lo haces re-facil”, son solo algunas de las frases que resumen todos nuestros problemas como diseadores gr’aficos a la hora de ponernos a trabajar.

Tener una explicación de lo que se quiere, cómo se quiere, cúal es la meta , entre otros factores es muy importante Te ayudará a ti a diseñar mejor y el cliente estará más seguro si todo está bien comunicado.

No confundir el Brief con que el cliente te dirá cómo tiene que ser la imagen, logo, afiche, etc, NO, el cliente no es un diseñador ni mucho menos lo estudio, ni sabe resolver los problemas y no tiene por qué estar diciendo qué colores son los mejores o qué tipografía le es mas bonita. Un brief bien establecido te hace tener la idea clara de lo que vas a trabajar. Antes de comenzar, hay que meterse en la mente del cliente, y no el cliente en tu mente.

2. No sabe expresarse ni explicar sus ideas

Hay que comunicar, piensa que estás vendiendo un producto, tú producto, y si no lo sabes vender, nadie lo va hacer por ti. La comunicación efectiva te hará mucho más fácil en presentar los proyectos y justificar tus desiciones. Saber comunicar y expresar tus ideas te llevarán a otro nivel en cuanto a captación de clientes. Esto también te ayudará cuando comiences hablar de proyectos y presentarte para una entrevista de trabajo o cualquier otra cosa parecida.

3. No estudia marketing ni trabaja el SEO

Nos enseñan mucho como utilizar los programas en la Universidad o en los cursos Online, sea en youtube o paginas especializadas de tutoriales, pero nunca se nos enseña cómo vender nuestro producto, cómo buscar nuestros clientes. Pues creo que ya es hora de dejar un poco el estudio de programas y comenzar a estudiar Marketing. Si, conseguir clientes debe ser lo más importante, sin ellos no hay dinero. Para conseguir clientes debes aprender a buscarlos y saber vender tu producto por medio de portafolio, una presentación en PDF, pagina web bien realizada, etc. Hay miles de empresas con problemas de diseño y comunicación en sus web o anuncios, tu puedes ofrecerles una solución a ese problema y cobrar por eso. A cambio de tu servicio y de lo que realices, el cliente recibiré más visibilidad, más visitas y si es un producto que se vende, seguramente con un buen diseño venda más de lo que vendía antes. Un buen diseño puede hacer que una marca sobre salga de las demás.

Recuerda, cuando presentes una propuesta, hacerlo lo más profesional posible, el impacto de esa presentación recaerá en el cliente y te pueden salvar de miles de revisiones. Si vendes bien tu producto, no tendrás que regalar tu trabajo, tu precio sobre tus servicios nunca debe ser negociable. Así que a estudiar marketing.

4. Tiene una mala ortografía

Cuando te comuniques con el cliente, debes hacerlo de la forma más clara posible. Tener una buena ortografía es sinónimo de profesionalidad. La mayoría de navegadores web y móviles tienen auto correctores, usarlos. También puedes pasar el texto por word y hacer un auto corregido. Preocúpate por la ortografía y la comunicación efectiva sin errores. Para los trabajos que realices, siempre pedirle al cliente que verifique dos veces los escritos que te envíe, no es tu responsabilidad, pero si hay una mala ortografía, desafortunadamente, siempre miran al diseñador. Si eres como yo que trabajas idiomas de múltiples países, pedir corrección es sumamente importante.

5. No hace contrato

¿Deberías confiar en alguien que no quiere firmar un contrato? No, jamas. Un contrato muestra el compromiso de ambos hacia el proyecto. Un cliente serio lo leerá, discutirá y analizará los puntos contigo y lo firmara, sin embargo, un cliente irresponsable verá problemas, mostrará descontento y estos son los que al final no pagan.

En tu contrato es importante poner todo. Puedes comenzar con un contrato sencillo, y por el camino y las experiencias ir editando, quitando o incluso poniendo puntos. Poner el precio final siempre y que el cliente tenga claro el coste total a pagar. Todo lo que se hable, se deja por escrito, para que no les pase luego como a los hermanos McDonalds. https://www.netflix.com/title/80101899

6. Menosprecia su trabajo y su tiempo

“Esto lo hago re-fácil”. Decir que lo haces en 5 minutos, que es algo fácil y rápido, como si eso lo hiciera cualquier persona, No. Ya tenemos suficiente con que Adobe (y multitud de programas) quiera vendernos sus productos como que en 1 minuto haces un mega logo, una mega revista, un mega foto montaje, etcetera, NO, esto no es cierto.

Desafortunadamente tenemos esa competencia desleal que las compañías quieren hacer ver que puedes hacer una web profesional con 3 clics o que con tu móvil puedes convertirte en un fotógrafo profesional de bodas, NO. El mundo del diseño gráfico no es fácil y que tu resuelvas un problema en 1 minuto, no significa que debas cobrar solamente ese minuto. Cuenta las horas de estudio, de tutoriales vistos, y si fueron estudios universitarios, los años que estuviste aprendiendo cómo resolver ese problema. Además de todo el dinero invertido en estos. Si lo hiciste en 1 minuto, o te pareció sencillo, guardarte ese comentario para tí, el mundo no se debe enterar de ese detalle nunca. Cobra por tu experiencia, ese minuto vale los años de estudio y dedicación que le has dedicado.

7. No se actualiza ni estudia

Lo fácil no existe. Dominar un programa de diseño, no te hace un experto en diseño gráfico. Esto es un mito a romper, los programas de diseño gráfico son solo herramientas que nos ayudarán a exponer y resolver nuestras ideas. Ejemplo, si tienes que hacer un trabajo en 3D y no sabes usar ningún programa en 3D, pero tienes la idea dibujada y establecida con el cliente, estudiaras un programa de 3D para plasmar esa idea y hacer lo que tienes en mente. Los programas de diseño gráfico no son calculadoras que pones los números y sale el resultado, para un buen diseño, tienes que tener la idea, estudios y mucha dedicación. Estudiar es la base principal que te mantengas al día en las vanguardias (o bien tu crearlas). Despreocuparse por no aprender más sobre lo que trabajas, te hará estar en una gran desventaja.

8. Piensa que su trabajo no es lo suficientemente bueno

Antes de la internet las referencias que uno podía tener era con algún vecino, o en la escuela o en la universidad. Esto ayudaba moralmente porque el nivel de superación en ocasiones, no era tan elevado. Ahora es muy fácil con el mundo de internet encontrar a multitud de gente que lo hace mejor que tú y que yo. Es muy cierto esto que digo, pero eso no debe desmotivarte o hacerte plantear cambiar de carrera, no, en cambio tienes un gran camino que recorrer y aprender. Algún día llegaremos hacer unos de los grandes, mientras eso pasa, disfruta el recorrido y disfruta lo que haces. Si menosprecias tu trabajo, terminaras devaluando y eso no es bueno para tu presente y futuro.

Hazlo, comete errores, vuelve a intentarlo, falla, manda todo a la mierda y empieza otra vez si es necesario, en serio, no pasa nada. Piensa siempre en positivo y supérate día a día. Tú eres tu único punto de superación.

9. Piensa que su trabajo es el mejor del universo y no escucha ni atiende los feedback, o carece de tener auto critica

Hace poco me pase por diferentes grupos de diseñadores en facebook y puedo decir que el 90% no está preparado para recibir criticas. Es muy triste esto, pues la gran base de tu conocimiento lo puedes conseguir a través de criticas (constructivas como destructivas).

Es lógico que si subimos un trabajo en las redes sociales, esperemos esos like y halagos, pero mi consejo es que nunca los esperes. En cambio, si deseas subir tu trabajo en cualquier medio digital, procura subirlo con la intensión de mejorar, si recibes criticas constructivas, escucharlas y analizarlas, si recibes criticas destructivas (troleo), simplemente borrarlo y seguir. No gastes fuerzas en los troll, no le conteste ni les alimente, tu tiempo es muy valioso y debe ser invertido siempre en aprendizaje continuo. Aprende a escuchar y se critico contigo mismo. Esto te asegurara un acenso continuo hacia el éxito.

10. No tiene un sistema de cobro

Si alguien se acerca a ti para pedir tus servicios, debe saber que lo haces a cambio de una remuneración.

No tengas miedo en decirle; “Me encanta el proyecto y lo que me cuentas, ¿podemos hacer un brief y con eso poder hacerte un presupuesto? Si te dice que si, es un cliente serio, si te dice que no, simplemente no lo es.

Entiendo que algunos trabajos surgen de la urgencia, en este caso, mi consejo es cobrar antes de comenzar siempre. Ejemplo, alguien quiere una imagen para celebrar los 5mil me gusta en su pagina social, tu le dices, te tendré la imagen en 24 horas, pero necesito me deposites el dinero lo antes posible para comenzar la imagen. Nunca debes comenzar sin recibir ese dinero, porque si no te deposita en ese momento en el cual el cliente necesita de tus servicios, no te pagará luego, o luego será difícil completar ese pago. A esto se le llama, trabajo especulativo.

La practica del 50/50 es relativa, pero siempre procura pedir más del 50% del coste total del proyecto antes de comenzar a trabajar, trata siempre que te pague lo más que pueda o hacerle un plan de pago real y por escrito si es necesario.

En resumen, para evitar el trabajo especulativo, cobra siempre completo o una buena parte en adelantado y tener un contado por los servicios que vas a prestar. Tu no sabes si el cliente mañana cancela el proyecto o le sucede algo, dinero en tus manos es dinero asegurado de posibles situaciones que no podemos controlar. Recuerda, que te guste tu trabajo no significa que debas regalarlo.

12. Abusar de los recursos gratuitos o hacer plagio y no dar credito

Debido a la internet existen miles de recursos que podemos obtener y con ese recurso, resolver los problemas de un cliente. Pero aquí está el problema, que hacer plagio está mal visto y no solo te engañas a ti, engañas al cliente, es algo ético. Si utilizas un set de imágenes de algún fotógrafo por ejemplo, no dudes en escribirle y preguntarle por el precio y mencionarlo en el trabajo final si este lo requiere.

Tampoco dudes en buscar algún recurso que te falte, como iconos o patrones, pero siempre dar crédito. Dar crédito de algo no te hace menos diseñador, estás acelerando procesos y optimizando recursos. En resumen, no te copies, y si vas a utilizar algún material de algún artista, diseñador, fotógrafo, etcetera, no dudes en escribirle y/o mencionarlo en el trabajo final.

13. No es responsable y no respeta los tiempos de entrega

Confieso que las razones por las cuales me contrataron muchas veces fue porque mi tiempo de entrega era de menos de 48 horas (dejando a lado la calidad). Pero llego un momento que tenia tanto trabajo que esas 48 horas no eran suficiente y subí mi numero de horas a 74. Hasta el punto que uno de los encargados me dijo; “Si prometes hacer el trabajo en 74 hora y no cumples, quedaras mal y perjudicará a tu reputación, pero si prometes que lo entregaras en dos semanas y lo entregas en una, quedaras bien, serás responsable y te verás mucho más profesional.”

Así que adáptate a ti y conócete, hacer un calculo sobre el tiempo real que te tomará el proyecto y incluirle unos días extras. No sabemos si nos enfermaremos o tendremos algún que otro percance, y lo mejor, al entregarlo a tiempo o antes, te hará ver responsable y sobre todo, profesional.

Por experiencia, busca clientes que le guste trabajar a mediano y largo plazo, porque son esos los que más libertad y creatividad te darán a la hora de trabajar. Eso sí, nunca le falles en los tiempos de entrega.

14. Nunca piensa en grande

Lo más difícil (y divertido) de está profesión es no saber lo que te tocará hacer mañana. Digo lo más difícil, porque en realidad no estamos haciendo un trabajo de oficina, estamos buscando soluciones a unos problemas que muchas veces visualmente no existen. Debes darte cuenta que nosotros cambiamos el mundo, construimos la manera de ver un producto, que algo funcione visualmente depende de nosotros. Pensar en grande nos hará ser diseñadores más completos. Todos los proyectos tratarlos como si fuera el último, de ese trabajo depende los futuros clientes, así que hacerlo bien, pensar en grande.

Hacer que las  cosas funcionen es una gratificación personal enorme. El éxito viene por el camino, pero solamente se construye  en base a esfuerzo y dedicación. Tu eres tú limite, nunca mires para el lado, mírate a ti y se tu centro de comparación y motivación.

En resumen

¿Crees que estos puntos son ciertos? ¿Conoces diseñadores con estás malas practicas? Comparte si te pareció interesante y te ayudó.

Anuncios